Errores a evitar en las tiendas online

Errores a evitar en las tiendas online

Cada vez son más las empresas que se aventuran en las ventas online. Esto se debe porque cada vez son más los consumidores que sienten mayor atracción por las tiendas online. Según van aumentando las tiendas online, los compradores son más maduros y menos tolerantes con los fallos. Los internautas ya conocen muy bien cómo funcionan las tiendas online y están menos dispuestos a dejar pasar un error.

Los fallos tontos son los que menos se perdonan si se quiere triunfar en esta liga. Analizamos los errores más habituales:

 

No estar centrados

Las preguntas de ¿Qué se vende?, ¿A quién se le quiere vender? siempre tienen que estar presentes en las tiendas online. En las ventas online no se triunfa por vender de todo y en todo momento. Hay que saber marcar un camino y desarrollar una identidad.

 

No optimizar la navegación

Las búsquedas, las etiquetas y los contenidos visuales son muy importantes en las tiendas online para facilitar a los usuarios que encuentren lo que buscan. La navegación tiene que ser fluida y algunos elementos, como el paso por caja, tienen que ser a prueba de bomba.

 

No optimizar la tienda online para el SEO

Las estadísticas dicen que los usuarios buscan los productos a través de los buscadores, con lo cual sería un grave error no pensar en ellos a la hora de programar la tienda online. Las tiendas físicas ponen carteles para llamar la atención de los usuarios, en las tiendas online estos carteles se ponen a través de las campañas de marketing online y sobre todo del SEO.

Para tener un sitio bien posicionado hay que empezar desde un primer momento. No tiene sentido esperar hasta que la tienda esté online para trabajar en el posicionamiento, sobre todo porque el SEO es un trabajo que empieza en la propia construcción del sitio web.

 

No analizar los datos

Es difícil conseguir averiguar el tipo de usuarios que compraran en la tienda online. Hay que analizar todos los datos para personalizar el servicio. Los consumidores valoran cada vez más el recibir un servicio personalizado y único, ya que eso es lo que realmente diferencia unas tiendas online de otras.

 

No tener los tiempos claros

En las tiendas físicas la separación temporal entre el momento de compra y poseer el producto es mínima, lo ves, lo quieres, lo compras y lo tienes. En las tiendas online lo ves, lo quieres, lo compras y esperas a que te llegue. Lo más frustrante es no saber cuándo te va a llegar el producto que has comprado.

Los tiempos de entrega tienen que estar muy claros, al igual que el coste que supondrá para el consumidor recibir ese paquete. Se tiene que ser muy claro para que el cliente no se lleve sorpresas, y si el envío es gratis, el envío tiene que ser totalmente gratis.

 

No optimizar la logística

La importancia de los envíos en las ventas online es muy importante. Dejar los envíos en manos de cualquier empresa y no controlar los envíos son errores nefastos. El paquete será la carta de presentación definitiva de los servicios realizados por la compañía, y por ello debe cuidarse hasta el extremo máximo. Se debe garantizar que llegará en buenas condiciones y que lo hará lo más rápido posible.

Fuente: Articuloz

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *